miércoles, 24 de febrero de 2010

40 años de cárcel para el ex senador Álvaro García


Es el segundo político condenado por la Corte Suprema de Justicia como coautor de delitos de lesa humanidad perpetrados por los paramilitares.

A 40 años de cárcel condenó la Corte Suprema de Justicia al ex senador Álvaro García como coautor de la masacre de Macayepo, perpetuada en 2000 y en la que fueron asesinados 15 campesinos.

La Fiscalía había pedido 60 años de condena contra el ex congresista sucreño, al considerar que existían suficientes pruebas que señalaban los vínculos de García con grupos paramilitares en esa región; pero sin embargo, la Procuraduría había pedido la nulidad del caso, argumentando violación al debido proceso, ya que con la nueva jurisprudencia de la alta Corte varias investigaciones regresaron a la Sala Penal, aún cuando el procesado renunciara a su fuero de congresista.

Esta es la segunda condena que profiere la Corte Suprema de Justicia dentro de una nueva jurisprudencia, según la cual, los congresistas que sean objeto de investigación por vínculos con los grupos al margen de la ley, se les puede endilgar delitos de lesa humanidad cometidos por dichas organizaciones armadas ilegales en la modalidad de coautores.

Hace un mes, la Sala de Casación Penal también condenó a 40 años de prisión al ex gobernador de Sucre, Salvador Arana, por haberse aliado con los paramilitares de la región para desaparecer al alcalde de El Roble, Eduardo Díaz.

Regresando al caso de García, el principal testimonio contra el ex senador lo dio Jairo Antonio Castillo, alias Pitirri, quien aseguró que el ex legislador se había aliado con el paramilitar Salomón Feris Chadid, alias 08, para cometer la masacre de Macayepo.

Según las investigaciones, García era el puente entre los ganaderos y las autoridades, pero, y como lo señaló Castillo, “cuando esos mismos ganaderos no vieron solución en las autoridades, acudieron a las AUC y el señor Álvaro García jugaba un papel importante, porque se convirtió en el puente entre las autoridades a las que él tenía acceso y los paramilitares, como el señor Joaquín García”.

En el Congreso, García, que en este cuatrenio formaba parte de Colombia Democrática, colectividad fundada por Mario Uribe, primo del actual Presidente de la República, fue señalado por el senador Gustavo Petro como uno de los creadores de los grupos paramilitares en la región, acusación que sirvió para que la Corte lo investigara.

En noviembre de 2006, la Sala de Casación Penal profirió una orden de captura contra García para que rindiera indagatoria y respondiera las acusaciones de Castillo, y días después se entregó a las autoridades. En julio de 2007 renunció a su fuero de congresista para que la investigación la asumiera la Fiscalía.

En la misma sentencia, la alta Corte ordenó compulsar copias a la Fiscalía para que investigue la probable participación del entonces coronel Hernando Alfonso Jama Arjona en la masacre de Macayepo, al igual que extienda indagaciones sobre el delito de desplazamiento forzado, como consecuencia de la matanza, y vincule a todos los probables partícipes de la misma.

En diciembre de 2008, la Procuraduría inhabilitó a Álvaro García por un periodo de 20 años para ejercer cargos públicos, puesto que utilizó dinero del erario del departamento de Sucre para la promoción y la financiación de los paramilitares.

Por la masacre del corregimiento de Macayepo, jurisdicción de Carmen de Bolívar, fue llamado a juicio el cinco de este mes como coautor material el jefe paramilitar Uber Enrique Banquez, alias Juancho Dique.


No hay comentarios: