viernes, 19 de agosto de 2011

Juez dictó medida de aseguramiento a dos de los tres presuntos sicarios capturados en Villa del Rosario


En el marco de la “Política Integral de Seguridad y Defensa para la Prosperidad” del Gobierno Nacional, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), se mantiene alerta para contrarrestar la comisión de conductas delictivas, que llevaron a capturar a tres presuntos sicarios de los cuales dos de ellos ya recibieron medida de aseguramiento.

Los dos capturados identificados como Wilmer Geovanni Sánchez, de 34 años, residente en el barrio Kennedy de Cúcuta y Carlos Eduardo Ramírez Jaimes, alias ‘Chacal’, de 29 años, natural y residente en el barrio El Llano de Cúcuta, recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario, por los delitos de homicidio en grado de tentativa y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

La detención de los tres presuntos sicarios, uno de los cuales aún permanece recluido en un centro asistencial de Cúcuta, se realizó el pasado miércoles en el casco urbano del Municipio de Villa del Rosario, donde en una acción heroica, dos patrulleros de la Estación de Policía de esa localidad, frustraron el intento de asesinato contra un ciudadano, al enfrentarse con los presuntos agresores que los recibieron a disparos.

Las detenciones se produjeron luego que la comunidad alertara sobre la presencia de varios sospechosos en un taller del barrio Santander, por lo cual los patrulleros del cuadrante se trasladaron hasta el lugar, donde sorprendieron a los presuntos sicarios cuando disparaban contra algunas personas que allí se encontraban; los hoy detenidos al notar la presencia de la patrulla policial abrieron fuego contra los uniformados, desatándose el intercambio de disparos.

Como resultado del cruce de disparos entre los patrulleros y los presuntos agresores, resultaron lesionados el conductor de la motocicleta y Ramirez Jaimes quien iba como parrillero. Entre tanto, Wilmer Geovanni Sánchez quien recibió heridas con arma de fuego en el intercambio de disparos con la víctima, aún permanece recluido en un centro asistencial de la ciudad al igual que el conductor de la moto.